Guía de la ITEAF de centrales hortofrutícolas

Guía de la ITEAF de centrales hortofrutícolas

Las centrales hortofrutícolas son el último eslabón de la cadena de producción de las frutas y verduras que encontramos en el mercado. Por tanto, la seguridad respecto al uso de productos fitosanitarios en esta etapa y el buen funcionamiento de los equipos de aplicación es fundamental. Hoy hablaremos de la ITEAF de centrales hortofrutícolas. Como en publicaciones anteriores, nos basaremos en el Real Decreto 1702/2011 y en el manual que facilita en Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. En AIVT ITEAF estamos comprometidos con la información y formación de profesionales como tú. Por ello, te ayudamos a conseguir la excelencia de tus servicios a través de la inspección técnica de equipos fitosanitarios. Más de diez años en el sector de las verificaciones técnicas nos avalan.

EAPF dentro de la central hortofrutícola

Se entiende como equipo de aplicación de productos fitosantiarios (EAPF) cualquier máquina destinada específicamente a la aplicación de productos fitosanitarios. También se incluyen en esta categoría los elementos y dispositivos necesarios para el correcto funcionamiento de dicho equipo.

Los EAPF que podemos encontrar en una central hortofrutícola son:

  • Drencher.
  • Aplicador de detergente más fungicida (lavadora).
  • Balsa con inmersión de producto.
  • Balsa catarata o drencher online, sin inmersión de producto.
  • Aplicador de productos fitosanitarios con o sin cera.
  • Cámara de desverdizado y maduración.
  • Otros equipos.

La inspección técnicas se realizará en el equipo y en todos los elementos que lo componen. Por ello, la guía del Ministerio detalla todos los elementos a verificar. Estos son: bomba, agitación, depósito, sistemas de medición, controles y sistemas de regulación. También entran dentro las conducciones rígidas y flexibles, los filtros y los dispositivos de aplicación y distribución.

ITEAF de centrales hortofrutícolas

Hoy hablaremos de la fuga, la bomba, la agitación y el depósito. En futuras entradas continuaremos explicando como se realiza al ITEAF de estas centrales.

Fugas

El inspector de ITEAF realizará una comprobación visual. Con el depósito del equipo lleno de líquido hasta el máximo de su capacidad y con el equipo parado, este buscará posibles fugas tanto en el depósito como en la bomba, las conducciones o cualquier otro elemento del equipo. Si el depósito es de gran capacidad, bastará con llevar a cabo esta prueba con un 50% del depósito. La persona encargada de verificar el buen estado del equipo también hará una comprobación con este en funcionamiento.

Bomba

Según indica el manual de inspección, la capacidad de la bomba debe ser como mínimo del 90% del caudal nominal original. Su método de verificación será visual y práctico.

Agitación

Existen dos tipos de agitaciones en este ámbito: la hidráulica y la mecánica. Ambas se inspeccionarán mediante examen visual. La agitación hidráulica debe ser claramente visible cuando se realice una pulverización a la presión máxima.

Depósitos

En las centrales hortofrutícolas encontraremos distintos tipos de depósito. Antes de conocer como se inspecciona veremos como lo definen en la guía:

Depósito principal sin mezclado “in situ”. El producto va desde este depósito al sistema aplicador. Puede proceder de fábrica, ser rellenado con producto procedente de la fábrica o utilizar un depósito mezclador. Por otro lado, encontramos el depósito principal con mezclado “in situ”. En este se realiza tanto el almacenamiento con la mezcla del producto a aplicar. La mezcla se podrá realizar de forma automática o manual.

El tercer tipo corresponde al depósito mezclador, donde se realiza el mezclado pero no el almacenado del producto fitosanitario. Por lo tanto, este siempre será complementario del depósito principal sin mezclado “in situ”. Por último tenemos el depósito del sistema de inyección. En él se aspira el producto.

El inspector comprobará el estado de los siguientes elementos del depósito:

  • Tapa: Será calificado como fallo grave si el depósito no tiene tapa, está rota o no se adapta bien al depósito.
  • Incorporación de productos fitosanitarios: la guía indica que este debe impedir la entrada de cualquier objeto que tenga un diámetro mayor de 20 mm en el interior del depósito del pulverizador.
  • Compensador de presión: la normativa exige la existencia de un dispositivo de compensación de la presión para evitar que se produzcan sobre-presiones o bajas presiones en el depósito.
  • Indicador del contenido del depósito: para verificar su buen estado es imprescindible la fácil lectura de las indicaciones del volumen de líquido.
  • Vaciado del depósito: la prueba consistirá en comprobar si es posible vaciar el depósito requiriendo el líquido sin contaminar el medio ambiente y sin que suponga un riesgo potencial para el operario.

Si necesita información sobre las inspecciones técnicas de pulverizadores, espolvoreadores o aeronaves puedes consultar nuestra sección de noticias. Pronto seguiremos hablando sobre la ITEAF de centrales hortofrutícolas.

Guía de inspección de aeronaves para aplicación fitosanitaria (II)

Guía de inspección de aeronaves para aplicación fitosanitaria (II)

La peligrosidad de los productos fitosanitarios implica que los equipos de aplicación estén obligados por Ley a superar inspecciones técnicas periódicas. Ya hablamos en otra ocasión sobre esta guía. En esta segunda parte seguiremos tratando el tema de la inspección de aeronaves para aplicación fitosanitaria. En AIVT Iteaf apostamos por la información y la formación, por lo que si te surge alguna duda podrás consultarnos sin compromiso. Contamos con más de 10 años de experiencia en el sector de las verificaciones técnicas.

Si aún no has integrado el uso de drones en el campo, te recomendamos esta lectura. Podrás formarte como Piloto Aplicador de Productos Fitosanitarios en Iberf Agroformación.

En la entrada titulada Guía de inspección de aeronaves para aplicación fitosanitaria (I) detallamos las exigencias que se deben superar en la inspección respecto a las fugas y goteo, la bomba y la agitación de la mezcla para la pulverización. Hoy continuaremosen esta misma línea para hablar de: depósito de pulverización, conducciones y filtros.

Desde AIVT ITEAF recomendamos preparar los equipos de aplicación de productos fitosanitarios antes de la inspección. Por ello, es de utilidad conocer los siguientes aspectos.

Inspección de aeronaves para aplicación fitosanitaria

Para explicar en qué consiste la ITEAF parte por parte nos basaremos en el documento del Ministerio de Agricultura. Se trata de la Guía de inspección de equipos de aplicación de fitosanitarios en uso.

Depósito del líquido de pulverización

  • Cierre del estanco

El inspector realizará una comprobación visual del cierre estanco que tiene el depósito. Él Valorará su estado y verá si se producen fugas o no.

  • Válvula lateral de llenado

Esta válvula debe tener un filtro en buenas condiciones para evitar que el agua regrese del depósito al punto de alimentación. Por lo tanto, supondrá una valoración negativa (defecto grave) si:

  1. No existe filtro.
  2. El filtro sufre deterioro o está roto.
  3. No es posible garantizar el buen funcionamiento del mismo.
  4. Presenta riesgos de contaminación de la fuente de llenado.
  5. No existe la válvula anti retorno o no funciona adecuadamente.
  • Incorporador de productos fitosanitarios

El incorporador de plaguicidas debe impedir la entrada de cualquier objeto que supere un diámetro de 20 milímetros en el interior del depósito del pulverizador.

  • Compensación de presión

El dispositivo de compensación de la presión debe estar en buen estado y sin residuos. La comprobación por parte del inspector será visual.

  • Indicador del contenido del depósito

El manual exige una lectura clara de la información. Es decir, del volumen del líquido desde el puesto del pulo y desde la posición del llenado en tierra.

  • Vaciado del depósito

El inspector realizará una comprobación visual y una prueba de funcionamiento. El dispositivo de vaciado tiene que estar localizado en el punto más bajo del depósito. Se verificará que es posible poner un recipiente en el punto de vaciado evitando riesgos de contaminación medioambiental. Tendrá que existir una trampilla de vaciado de emergencia.

  • Elementos rompeolas

El depósito de la aeronave deberá disponer de elementos rompeolas en sus paredes y estar en buenas condiciones.

  • Dispositivo de limpieza de los recipientes de productos fitosanitarios

El personal encargado de la inspección tendrá que comprobar primero, de forma visual y luego con una prueba el buen funcionamiento de este dispositivo. Además debe existir un punto de agua limpia en la instalación para higiene personal, ne caso de accidente.

Conducciones rígidas y flexibles

Las conducciones de los equipos fitosanitarios no deben presentar dobleces ni corrosión por contacto con las superficies de alrededor. Por la seguridad del piloto de la aeronave, las tuberías tendrán que estar ubicadas fuera del puesto de pilotaje. Además, las tuberías deben llevar rotulada de forma permanente la presión máxima que admite.

Filtros

La norma exige que los filtros se encuentran en buen estado y el tamaño de la malla corresponda con las boquillas. El inspector comprobará manualmente que el frito se puede limpiar y cambiarse según las instrucciones del fabricante.

Boquillas

La guía aclara que para superar la inspección de aeronaves para aplicación fitosanitaria todas las boquillas deben ser del mismo tamaño y material. Además, el fabricante tiene que ser el mismo. Estas tienen que estar identificadas con una nomenclatura o por un color normalizado. En el caso de las boquillas centrífugas, el profesional verificará la numeración del selector. Se calificará como defecto grave el goteo por más de cinco segundos de la boquilla tras cortar la pulverización.

ITEAF Agroibérica Ingenieros presta servicio en todo el territorio nacional. Contamos con unidades móviles y los medios técnicos necesarios para la inspección de cualquier tipo de aplicación fitosanitarias. Pide su cita a través de nuestra web y llámanos sin compromiso.

ITEAF de espolvoreadores: inspección técnica

Inspección Técnica ITEAF de espolvoreadores

Los espolvoreadores, como el resto de Equipos de Aplicación de Productos Fitosanitarios (EAPF) en uso, deben superar una inspección periódica. El mal funcionamiento de uno de estos equipos puede suponer un peligro tanto para el trabajador como para los futuros consumidores. Por este motivo, la Inspección Técnica de Equipos de Aplicación de Productos Fitosanitarios (ITEAF) es tan importante y obligatoria para todos aquellos equipos que se encuentren en uso actualmente. En el caso de los espolvoreadores, el examen se divide en dos fases: pre- inspección e inspección. En una entrada anterior explicábamos detalladamente todos los pasos que se llevan a cabo en esta primera fase (enlace a la pre- inspección). Con el post de hoy terminaremos de explicar la ITEAF de espolvoreadores: inspección técnica.

Inspección ITEAF de espolvoreadores

Para la inspección de espolvoreadores no existe ninguna norma publicada al respecto. La guía de inspección del Ministerio de Agricultura se acoge a la norma UNE-EN ISO 16122-1 para la pre-inspección de espolvoreadores y se basa en esta para la fase de inspección.

1. Descarga de electricidad estática

Los elementos metálicos de un espolvoreador deben estar unidos entre sí por un elemento conductor, y a su vez a un elemento que conecte con la tierra para conducir la electricidad estática que se genere. Los elementos que toman contacto con la tierra suelen ser cadenas, latiguillos o pinzas.

Durante la comprobación visual el inspector revisará los elementos metálicos principales de la máquina y su correcta conexión entre sí y con el elemento conductor. El inspector debe considerar el riesgo de incendio según el tipo de equipo y los posibles puntos de ignición por el contacto entre los elementos metálicos y el producto fitosanitario. Esta posible ignición se produce en atmósferas donde la sustancia suele estar en suspensión en el aire. En este escenario, la producción de una chispa por el arco de corriente entre dos puntos cargados estáticamente y que no se encuentren unidos entre sí y a la tierra puede ser muy peligrosa.

Los fallos graves que se pueden dar entre los elementos metálicos suelen ser porque alguno de éstos está eléctricamente aislado. Otro motivo sería la inexistencia de un elemento que conecte el equipo a tierra.

2. Depósito

El depósito del equipo espolvoreador debe cumplir con su misión y contener el producto conservando la estanqueidad.

Durante la revisión por parte del inspector se realiza una comprobación visual del depósito vacío para ver que no se aprecian grietas ni perforaciones. También se comprueba que las tapas y los cierres estén en buen estado. Además se comprueba que el cierre es hermético y no existen fugas de aire en los depósitos de equipos con flujo de aire en el interior, en el que el ventilador actúa de soplador neumático, con el equipo en marcha y sin producto. Del mismo modo se revisa que existe la entrada de aire en los depósitos de este tipo de equipos. Después de hacer todas las comprobaciones con el espolvoreador parado, con la transmisión en marcha y el depósito libre de producto observará el movimiento del agitador mecánico de polvo y verificará su correcto funcionamiento.

Entre los posibles fallos graves encontramos:

  • Cuando el depósito no está en buen estado, presienta grietas y/o deformaciones.
  • La tapa o cierre no está en buen estado y no realiza su función.
  • Cuando en los depósitos con flujo de aire en el interior mediante un ventilador actúa de soplador el cierre no es hermético y se producen fugas de aire. O por otro lado, permite la entrada de aire del exterior.
  • El agitador mecánico no funciona bien.

3. Conductos de salida de polvo arrastrado por aire

Estos conductos deben estar en buen estado y sin pliegues ni deformaciones. Tampoco deben presentar fugas de aire en ninguna zona de su longitud, especialmente en las uniones con el distribuidor y el depósito. Si el espolvoreador tiene varios conductos de salida de polvo, en todos ellos se debe apreciar la salida de caudal de aire. Los sistemas de apertura y cierre de los conductos de salida de polvo de las distintas secciones deben funcionar correctamente.

Durante la ITEAF del espolvoreador, el inspector observará la ausencia de pliegues y deformaciones en los conductos que puedan dificultar el paso del aire. A continuación pondrá en funcionamiento el equipo vacío para ver que no hay fugas de aire. Al mismo tiempo comprobará el caudal de aire de todas las conducciones abiertas y los difusores de salida del equipo. Para finalizar con la inspección pondrá a prueba todos los mandos que accionan apertura o cierre de compuertas para el paso del caudal del aire.

Los fallos que durante una ITEAF se considerarán graves serán:

  • Las conducciones no están en buen estado porque presentan pliegues o deformaciones que impiden el paso del aire.
  • Las conducciones de caudal de aire tienen fugas.
  • No se aprecia saldia de aire por las toberas o difusores del aquipo.
  • Los mandos de apertura y cierre de las secciones de salida de aire no sellan bien.

4. Mecanismo de regulación del caudal másico de polvo

Como el resto de secciones del equipo, el mecanismo de regulación tiene que estar en buen estado y sin desgaste. Nuestro inspector de ITEAF actuará sobre los mandos de la regulación con el depósito vacío. Comprobará su correcto funcionamiento y la función para la que son diseñados según las características propias de cada espolvoreador. El inspector diferenciará entre los dosificadores con mecanismos de tipo mecánico y los que utilizan compuertas junto con la corriente de aire para realizar la regulación de la dosificación del caudal másico del polvo.

Tras el examen se pueden reconocer dos tipos de fallos graves: que el mecanismo de regulación no se encuentra en buen estado, o que no funciona correctamente.

Para realizar la ITEAF de tu espolvoreador o de cualquier otro Equipo de Aplicación de Productos Fitosanitarios (EAPF) póngase en contacto con nosotros. AIVT ITEAF Agroibérica Ingenieros Soluciones Técnicas te ofrece el mejor servicio de control e inspección de equipos sanitarios. Consúltenos sin compromiso a través de nuestro formulario de contacto.

Guía de inspección de aeronaves para aplicación fitosanitaria (I)

Guía de inspección de aeronaves para aplicación fitosanitaria

Los equipos de aplicación de productos fitosanitarios, EAPF, están obligados a superar una inspección técnica. la periodicidad de estas revisiones es distinta, dependiendo de su categoría o condición. Debido a los efectos nocivos de los productos fitosanitarios, tanto en el medio ambiente como en la salud de las personas, la normativa que rige su aplicación es muy exhaustiva. Hoy hablaremos de la inspección de aeronaves para aplicación fitosanitaria. Para ello, nos basaremos en el manual oficial del Ministerio de Agricultura. Este detalla todo lo relativo a la inspección de equipos de aplicación de fitosanitarios en uso mediante pulverizadores aerotransportados.

Aplicación fitosanitaria desde una aeronave

En el campo hay una gran cantidad de factores a considerar para decidir la cantidad de producto a utilizar. Estos son: tipo de cultivo, hora del día adecuada, equipo disponible,  plaga o enfermedad que se desea controlar, y el producto a utilizar. Los plaguicidas usados en la agricultura vienen con un etiquetado que especifica su composición y la dosis recomendada.

La correcta dosificación del plaguicida y la calibración del equipo de aspersión permiten el adecuado control del patógeno, disminuyendo el riesgo de la generación de resistencia de las plagas y daños a los cultivos, así como la contaminación al ambiente. Además, se logra un ahorro económico para el productor al optimizar el uso del producto y controlar de manera oportuna la plaga.

La aplicación fitosanitaria desde una aeronave pilotada por control remoto supone numerosas ventajas, entre ellas el ahorro de agua y de plaguicida, mayor seguridad para los trabajadores y respeto hacia el medio ambiente. Además, trabaja de forma más rápida y eficaz que otros equipos. Si quieres formarte como piloto aplicador de plaguicidas, desde AIVT ITEAF recomendamos hacerlo con Iberf Agroformación. Más de diez años de experiencia le avalan como entidad formadora de agricultores y ganaderos.

Fases de la inspección de aeronaves para aplicación de fitosanitarios

Las aeronaves pilotadas por control remoto, al igual que otros EAPF , necesitan superar una inspección periódica. Se trata de la ITEAF, la Inspeción Técnica de Equipos de Aplicación Fitosanitaria. AIVT ITEAF, entidad acreditada para ello, ofrece sus servicios de inspección técnica. Puedes ponerte en contacto con nosotros para resolver cualquier duda. No obstante, hoy trataremos de aclarar en qué consiste la inspección. Esta información puede ayudarte a la hora de la prueba. Nuestro objetivo es que nunca dejes de funcionar. Esta estrada es la primera parte de la guía, ya que seguiremos más adelante con las fases de la inspección.

Los pulverizadores aerotransportados deben inspeccionarse parte por parte. De esta forma nos aseguraremos de que todo funciona correctamente y el método de aplicación es seguro.

Fugas y goteo

Se pondrá atención tanto en las fugas estáticas como en las dinámicas. Para comprobar si hay fugas estáticas, el pulverizador se debe llegar con agua hasta su capacidad nominal. Se inspecciona de forma visual el pulverizador parado sobre una superficie horizontal nivelada y con la bomba sin funcionar. En el caso de depósitos de gran capacidad, el llenado se puede reducir a la mitad del depósito. Se evaluará como defecto grave la presentación de fugas. Para las fugas dinámicas, se harán dos tipos de ensayos. Uno cuando no esté realizando la pulverización y otro mientras pulveriza. Igualmente, se evalúa como defecto grave la visualización de alguna fuga.

Pulverización y goteo sobre los elementos del pulverizador

No debe pulverizarse líquido directamente sobre el propio pulverizador. Este requisito no se aplica en caso de ser necesaria para el funcionamiento del equipo, por ejemplo, los sensores. El inspector de ITEAF realizará la comprobación de forma visual y también con un ensayo. Se puntuará como fallo grave la existencia de pulverización sobre el propio pulverizador y sobre alguno de los componentes de la aeronave.

Bomba

Las bombas de los aviones son accionadas por un molinete de palas. En los helicópteros se acciona por uno hidráulico o a través de una motobomba de gasolina. Se darán como error grave los siguientes resultados: Las palas no son iguales o presentan roturas o desgaste; si las palas están rígidas, si no tienen el mismo ángulo de calado. También se evaluará negativamente si el dispositivo de control de la orientación no funciona correctamente y si el mecanismo de frenado no funciona o no existe. La capacidad de la bomba debe ajustarse a la necesidad del pulverizador.

Pulsaciones

Según la guía por la que se rige el Ministerio de Agricultura para la inspección de aeronaves de aplicación fitosanitaria, las pulsaciones no deben exceder del 10% de la presión de trabajo. La evaluación será negativa si las oscilaciones de la aguja del manómetro del equipo son evidentes. Y si estas oscilaciones superan el 10 % establecido.

Cámara de aire

Si la aeronave contiene una cámara de aire, su membrana no debe estar dañada y tampoco debe haber líquido. En cuanto la presión del aire, debe ser la recomendada por el fabricante o situarse entre el 30% y el 70% de la presión. Un fallo será el no tener la presión adecuada.

Agitación de la mezcla para pulverización

La agitación hidráulica tiene que ser visible en las siguientes situaciones según indica el manual: cuando se realice la pulverización a la presión máxima de trabajo recomendada por el fabricante y con las boquillas de mayor tamaño instaladas en el pulverizador. La agitación también se tendrá que mantener en el régimen de la bomba recomendado por el fabricante del pulverizador y con el depósito lleno hasta la mitad.

En la próxima entrada seguiremos hablando de la inspección de aeronaves de aplicación fitosanitaria. AIVT ITEAF es tu página de información y tu equipo de inspección de confianza.

Guía de inspección de espolvoreadores: pre- inspección

Inspección de espolvoreadores

Todos los EAPF (Equipos de Aplicación de Productos Fitosanitarios) que estén en uso actualmente deben de pasar una inspección periódica. Esta inspección es muy importante debido al alto grado de peligrosidad que pueden alcanzar los productos si su aplicación no estuviese regulada. Por ello, para cada equipo existe una guía de inspección o manual que destaca todos los requisitos que se deben cumplir para poder continuar usando la máquina sin suponer ningún riesgo. En este caso vamos a analizar la guía de inspección de espolvoreadores por la que se rige el Ministerio de Agricultura.

Los espolvoreadores son máquinas de aplicación de productos fitosanitarios sólidos en forma de polvos. Se caracterizan por diámetros de producto inferior a 0.15 mm. Existen diferentes estructuras, lo que condiciona la naturaleza de la inspección de espolvoreadores. Este equipo de aplicación se compone de una tolva de producto, un dosificador y un sistema de distribución. El sistema de distribución tiene un ventilador y varios conductos para la localización del producto. Esta última estructura es la que permite que las funciones de todos los elementos se puedan accionar de forma mecánica o neumática. Por lo tanto, podemos distinguir entre dosificación mecánica, neumática o mecánica/neumática. Además de la distribución neumática regulada mecánicamente.

La aplicación de productos fitosanitarios por espolvoreo produce una buena penetración en la masa vegetal pero presenta algún inconveniente. Se necesita un gran volumen de producto y falta adherencia a las plantas. Estos problemas pueden agravar la toxicidad de los plaguicidas, por lo que es obligatorio el uso de equipos de protección individual (EPIs) durante su aplicación. Los riesgos por toxicidad también obligan la regulación e inspección del estado del espolvoreador con inspecciones obligatorias periódicas. Este control se basa en la norma UNE-EN ISO 16122-1 para la pre-inspección de los EAPF.

Pre- inspección de espolvoreadores

La pre- inspección se realiza antes de la propia inspección con una revisión del estado y del funcionamiento del equipo por parte del propietario u operador. El inspector hará una comprobación visual y notificará al propietario sobre algún fallo u observación del funcionamiento del equipo antes de la inspección. Esta parte del control tendrá en cuanta cinco elementos.

Limpieza del espolvoreador

El equipo deberá estar completamente limpio. El interior, el exterior y el resto de elementos que componen el equipo, especialmente las zonas en las que puede verse expuesto el inspector en la realización de la prueba. El método de verificación de la limpieza se basa en una comprobación visual:

Actuación del inspector: se revisará la presencia de residuos en elementos interiores y exteriores y en el interior de depósito con el equipo apagado.

Posibles fallos graves

  • Presencia de suciedad que dificulta su identificación o funcionamiento.
  • Restos de productos fitosanitarior en el interior y/o exterior.

Elementos de transición de potencia

Los elementos de transmisión de potencia son el eje cardán de la toma de fuerza (TdF) y sus diferentes partes, el resguardo del árbol de recepción, las juntas universales, los sistemas de bloqueo y los dispositivos de protección. Todas estas partes del espolvoreador deben estar cubiertas y sin zonas deterioradas o que puedan impedir el giro del eje.

Actuación del inspector: el espolvoreador se encontrará parado durante este examen. Se realizará la verificación del estado de los resguardos, las distintas partes del eje cardán, las juntas universales, los diferentes sistemas de bloqueo y el funcionamiento de la transmisión. El inspector prestará especial atención a comprobar la presencia de tramos al descubierto en la transmisión de la potencia o del árbol de recepción. Si el espolvoreador tiene resguardos no giratorios se pondrá en marcha para comprobar el dispositivo de retención que impide el giro del resguardo del eje cardán.

Errores graves

  • Que no esté presente el resguardo del eje cardán de la toma de fuerza.
  • La ausencia del resguardo del árbol de recepción del equipo.
  • Alguna parte del eje cardán o de los sistemas de bloqueo estás excesivamente desgastadas
  • El resguardo del eje cardán está deformado o muestra roturas.
  • Que no esté presente el dispositivo de retención en caso de resguardos giratorios. O que no cumple su funcionamiento adecuadamente.
  • Los dispositivos de protección no cumplen su función. También si se observan movimientos rotatorios de la transmisión no cubiertos cuando está en funcionamiento.
  • Las partes móviles y giratorias de la transmisión no funcionan correctamente.

Partes móviles del espolvoreador

Los resguardos de cualquiera de los elementos móviles del espolvoreador se encontrarán presentes y deben cumplir su objetivo. Para ello, deberá de haber dispositivos de seguridad que impidan el acceso a partes móviles del equipo y que garantizan la seguridad del inspector. El método de verificación que hará el inspector será con un examen visual.

Actuación del inspector: con el dispositivo parado buscará todos aquellos elementos móviles que pudieran suponer un riesgo. También verificará los resguardos, prestando especial atención a su situación y estado. Tras ello, se pondrá el espolvoreador en funcionamiento y se observarán los resguardos.

Fallo o defectos graves

  • Que no estén presentes todos los resguardos para impedir el acceso a elementos móviles o que no funcionen correctamente.

Bastidor y elementos estructurales

El bastidor y el resto de elementos estructurales deben de estar en buen estado y no tener deformaciones ni corrosiones, ya que esto influiría en la conformación estructural funcional del espolvoreador.

Actuación del inspector: el profesional deberá verificar el estado de todos los elementos estructurales con el espolvoreador apagado (estructuras de soporte, bastidor, dispositivos de acoplamiento y articulaciones). Prestará especial atención a los puntos más sensibles, como las articulaciones o los puntos de soldadura buscando deformaciones, corrosión, grietas o roturas.

Posibles defectos graves

  • Deformaciones permanentes que afecten a la conformación estructural funcional del espolvoreador.
  • Muestras significativas de corrosión en el equipo.
  • Otros defectos que puedan afectar a la rigidez o la resistencia del espolvoreador.

Sistemas de aire

El sistema de aire del espolvoreador tiene que estar en perfectas condiciones. No puede parecer desgastado y debe estar bien instalado y con los resguardos oportunos. Durante su pre-inspección se realizará una comprobación visual del funcionamiento del rodete del sistema de aire trabajando al régimen nominal de la TdF, asegurándose de que no se perciben vibraciones. En el caso de que el espolvoreador tenga sistema de desconexión de la transmisión, deberá de funcionar correctamente. Del mismo modo, el grupo multiplicador/ reductor del sistema de aire debe de cumplir con su misión.

Actuación del inspector: revisará la máquina parada para asegurarse de que no sufre ningún daño o desperfecto. Si se encuentra en buenas condiciones, activará el rodete del sistema de aire para detectar posibles vibraciones o fricciones. Si dispone de un mecanismo para desconectarse de otros elementos del equipo los accionará para comprobar que el mecanismo de desconexión realiza su función. Lo mismo hará con la palanca del grupo multiplicador/reductor del rodete en el caso de que existiese.

Posibles fallos graves

  • Elementos estructurales con defectos o desgastados que interfieren en el funcionamiento o producen vibraciones.
  • Que el resguardo que impide acceder el ventilador no esté o no cumpla con su función.
  • Se producen vibraciones porque el rodete está desequilibrado.
  • Hay fricción entre el rodete del sistema de aire y la carcasa.
  • El sistema de desconexión no funciona.
  • El grupo multiplicador/reductor, tiene un mal funcionamiento o está estropeado.

AIVT ITEAF realiza servicios de control e inspección de equipos de aplicación de productos fitosanitarios y maquinaria agrícola. Consúltenos e infórmese para realizar la inspección de sus espolvoreadores.