Guía de la ITEAF de centrales hortofrutícolas

Guía de la ITEAF de centrales hortofrutícolas

Las centrales hortofrutícolas son el último eslabón de la cadena de producción de las frutas y verduras que encontramos en el mercado. Por tanto, la seguridad respecto al uso de productos fitosanitarios en esta etapa y el buen funcionamiento de los equipos de aplicación es fundamental. Hoy hablaremos de la ITEAF de centrales hortofrutícolas. Como en publicaciones anteriores, nos basaremos en el Real Decreto 1702/2011 y en el manual que facilita en Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. En AIVT ITEAF estamos comprometidos con la información y formación de profesionales como tú. Por ello, te ayudamos a conseguir la excelencia de tus servicios a través de la inspección técnica de equipos fitosanitarios. Más de diez años en el sector de las verificaciones técnicas nos avalan.

EAPF dentro de la central hortofrutícola

Se entiende como equipo de aplicación de productos fitosantiarios (EAPF) cualquier máquina destinada específicamente a la aplicación de productos fitosanitarios. También se incluyen en esta categoría los elementos y dispositivos necesarios para el correcto funcionamiento de dicho equipo.

Los EAPF que podemos encontrar en una central hortofrutícola son:

  • Drencher.
  • Aplicador de detergente más fungicida (lavadora).
  • Balsa con inmersión de producto.
  • Balsa catarata o drencher online, sin inmersión de producto.
  • Aplicador de productos fitosanitarios con o sin cera.
  • Cámara de desverdizado y maduración.
  • Otros equipos.

La inspección técnicas se realizará en el equipo y en todos los elementos que lo componen. Por ello, la guía del Ministerio detalla todos los elementos a verificar. Estos son: bomba, agitación, depósito, sistemas de medición, controles y sistemas de regulación. También entran dentro las conducciones rígidas y flexibles, los filtros y los dispositivos de aplicación y distribución.

ITEAF de centrales hortofrutícolas

Hoy hablaremos de la fuga, la bomba, la agitación y el depósito. En futuras entradas continuaremos explicando como se realiza al ITEAF de estas centrales.

Fugas

El inspector de ITEAF realizará una comprobación visual. Con el depósito del equipo lleno de líquido hasta el máximo de su capacidad y con el equipo parado, este buscará posibles fugas tanto en el depósito como en la bomba, las conducciones o cualquier otro elemento del equipo. Si el depósito es de gran capacidad, bastará con llevar a cabo esta prueba con un 50% del depósito. La persona encargada de verificar el buen estado del equipo también hará una comprobación con este en funcionamiento.

Bomba

Según indica el manual de inspección, la capacidad de la bomba debe ser como mínimo del 90% del caudal nominal original. Su método de verificación será visual y práctico.

Agitación

Existen dos tipos de agitaciones en este ámbito: la hidráulica y la mecánica. Ambas se inspeccionarán mediante examen visual. La agitación hidráulica debe ser claramente visible cuando se realice una pulverización a la presión máxima.

Depósitos

En las centrales hortofrutícolas encontraremos distintos tipos de depósito. Antes de conocer como se inspecciona veremos como lo definen en la guía:

Depósito principal sin mezclado “in situ”. El producto va desde este depósito al sistema aplicador. Puede proceder de fábrica, ser rellenado con producto procedente de la fábrica o utilizar un depósito mezclador. Por otro lado, encontramos el depósito principal con mezclado “in situ”. En este se realiza tanto el almacenamiento con la mezcla del producto a aplicar. La mezcla se podrá realizar de forma automática o manual.

El tercer tipo corresponde al depósito mezclador, donde se realiza el mezclado pero no el almacenado del producto fitosanitario. Por lo tanto, este siempre será complementario del depósito principal sin mezclado “in situ”. Por último tenemos el depósito del sistema de inyección. En él se aspira el producto.

El inspector comprobará el estado de los siguientes elementos del depósito:

  • Tapa: Será calificado como fallo grave si el depósito no tiene tapa, está rota o no se adapta bien al depósito.
  • Incorporación de productos fitosanitarios: la guía indica que este debe impedir la entrada de cualquier objeto que tenga un diámetro mayor de 20 mm en el interior del depósito del pulverizador.
  • Compensador de presión: la normativa exige la existencia de un dispositivo de compensación de la presión para evitar que se produzcan sobre-presiones o bajas presiones en el depósito.
  • Indicador del contenido del depósito: para verificar su buen estado es imprescindible la fácil lectura de las indicaciones del volumen de líquido.
  • Vaciado del depósito: la prueba consistirá en comprobar si es posible vaciar el depósito requiriendo el líquido sin contaminar el medio ambiente y sin que suponga un riesgo potencial para el operario.

Si necesita información sobre las inspecciones técnicas de pulverizadores, espolvoreadores o aeronaves puedes consultar nuestra sección de noticias. Pronto seguiremos hablando sobre la ITEAF de centrales hortofrutícolas.

Guía de inspección de aeronaves para aplicación fitosanitaria (II)

Guía de inspección de aeronaves para aplicación fitosanitaria (II)

La peligrosidad de los productos fitosanitarios implica que los equipos de aplicación estén obligados por Ley a superar inspecciones técnicas periódicas. Ya hablamos en otra ocasión sobre esta guía. En esta segunda parte seguiremos tratando el tema de la inspección de aeronaves para aplicación fitosanitaria. En AIVT Iteaf apostamos por la información y la formación, por lo que si te surge alguna duda podrás consultarnos sin compromiso. Contamos con más de 10 años de experiencia en el sector de las verificaciones técnicas.

Si aún no has integrado el uso de drones en el campo, te recomendamos esta lectura. Podrás formarte como Piloto Aplicador de Productos Fitosanitarios en Iberf Agroformación.

En la entrada titulada Guía de inspección de aeronaves para aplicación fitosanitaria (I) detallamos las exigencias que se deben superar en la inspección respecto a las fugas y goteo, la bomba y la agitación de la mezcla para la pulverización. Hoy continuaremosen esta misma línea para hablar de: depósito de pulverización, conducciones y filtros.

Desde AIVT ITEAF recomendamos preparar los equipos de aplicación de productos fitosanitarios antes de la inspección. Por ello, es de utilidad conocer los siguientes aspectos.

Inspección de aeronaves para aplicación fitosanitaria

Para explicar en qué consiste la ITEAF parte por parte nos basaremos en el documento del Ministerio de Agricultura. Se trata de la Guía de inspección de equipos de aplicación de fitosanitarios en uso.

Depósito del líquido de pulverización

  • Cierre del estanco

El inspector realizará una comprobación visual del cierre estanco que tiene el depósito. Él Valorará su estado y verá si se producen fugas o no.

  • Válvula lateral de llenado

Esta válvula debe tener un filtro en buenas condiciones para evitar que el agua regrese del depósito al punto de alimentación. Por lo tanto, supondrá una valoración negativa (defecto grave) si:

  1. No existe filtro.
  2. El filtro sufre deterioro o está roto.
  3. No es posible garantizar el buen funcionamiento del mismo.
  4. Presenta riesgos de contaminación de la fuente de llenado.
  5. No existe la válvula anti retorno o no funciona adecuadamente.
  • Incorporador de productos fitosanitarios

El incorporador de plaguicidas debe impedir la entrada de cualquier objeto que supere un diámetro de 20 milímetros en el interior del depósito del pulverizador.

  • Compensación de presión

El dispositivo de compensación de la presión debe estar en buen estado y sin residuos. La comprobación por parte del inspector será visual.

  • Indicador del contenido del depósito

El manual exige una lectura clara de la información. Es decir, del volumen del líquido desde el puesto del pulo y desde la posición del llenado en tierra.

  • Vaciado del depósito

El inspector realizará una comprobación visual y una prueba de funcionamiento. El dispositivo de vaciado tiene que estar localizado en el punto más bajo del depósito. Se verificará que es posible poner un recipiente en el punto de vaciado evitando riesgos de contaminación medioambiental. Tendrá que existir una trampilla de vaciado de emergencia.

  • Elementos rompeolas

El depósito de la aeronave deberá disponer de elementos rompeolas en sus paredes y estar en buenas condiciones.

  • Dispositivo de limpieza de los recipientes de productos fitosanitarios

El personal encargado de la inspección tendrá que comprobar primero, de forma visual y luego con una prueba el buen funcionamiento de este dispositivo. Además debe existir un punto de agua limpia en la instalación para higiene personal, ne caso de accidente.

Conducciones rígidas y flexibles

Las conducciones de los equipos fitosanitarios no deben presentar dobleces ni corrosión por contacto con las superficies de alrededor. Por la seguridad del piloto de la aeronave, las tuberías tendrán que estar ubicadas fuera del puesto de pilotaje. Además, las tuberías deben llevar rotulada de forma permanente la presión máxima que admite.

Filtros

La norma exige que los filtros se encuentran en buen estado y el tamaño de la malla corresponda con las boquillas. El inspector comprobará manualmente que el frito se puede limpiar y cambiarse según las instrucciones del fabricante.

Boquillas

La guía aclara que para superar la inspección de aeronaves para aplicación fitosanitaria todas las boquillas deben ser del mismo tamaño y material. Además, el fabricante tiene que ser el mismo. Estas tienen que estar identificadas con una nomenclatura o por un color normalizado. En el caso de las boquillas centrífugas, el profesional verificará la numeración del selector. Se calificará como defecto grave el goteo por más de cinco segundos de la boquilla tras cortar la pulverización.

ITEAF Agroibérica Ingenieros presta servicio en todo el territorio nacional. Contamos con unidades móviles y los medios técnicos necesarios para la inspección de cualquier tipo de aplicación fitosanitarias. Pide su cita a través de nuestra web y llámanos sin compromiso.

Guía de inspección de aeronaves para aplicación fitosanitaria (I)

Guía de inspección de aeronaves para aplicación fitosanitaria

Los equipos de aplicación de productos fitosanitarios, EAPF, están obligados a superar una inspección técnica. la periodicidad de estas revisiones es distinta, dependiendo de su categoría o condición. Debido a los efectos nocivos de los productos fitosanitarios, tanto en el medio ambiente como en la salud de las personas, la normativa que rige su aplicación es muy exhaustiva. Hoy hablaremos de la inspección de aeronaves para aplicación fitosanitaria. Para ello, nos basaremos en el manual oficial del Ministerio de Agricultura. Este detalla todo lo relativo a la inspección de equipos de aplicación de fitosanitarios en uso mediante pulverizadores aerotransportados.

Aplicación fitosanitaria desde una aeronave

En el campo hay una gran cantidad de factores a considerar para decidir la cantidad de producto a utilizar. Estos son: tipo de cultivo, hora del día adecuada, equipo disponible,  plaga o enfermedad que se desea controlar, y el producto a utilizar. Los plaguicidas usados en la agricultura vienen con un etiquetado que especifica su composición y la dosis recomendada.

La correcta dosificación del plaguicida y la calibración del equipo de aspersión permiten el adecuado control del patógeno, disminuyendo el riesgo de la generación de resistencia de las plagas y daños a los cultivos, así como la contaminación al ambiente. Además, se logra un ahorro económico para el productor al optimizar el uso del producto y controlar de manera oportuna la plaga.

La aplicación fitosanitaria desde una aeronave pilotada por control remoto supone numerosas ventajas, entre ellas el ahorro de agua y de plaguicida, mayor seguridad para los trabajadores y respeto hacia el medio ambiente. Además, trabaja de forma más rápida y eficaz que otros equipos. Si quieres formarte como piloto aplicador de plaguicidas, desde AIVT ITEAF recomendamos hacerlo con Iberf Agroformación. Más de diez años de experiencia le avalan como entidad formadora de agricultores y ganaderos.

Fases de la inspección de aeronaves para aplicación de fitosanitarios

Las aeronaves pilotadas por control remoto, al igual que otros EAPF , necesitan superar una inspección periódica. Se trata de la ITEAF, la Inspeción Técnica de Equipos de Aplicación Fitosanitaria. AIVT ITEAF, entidad acreditada para ello, ofrece sus servicios de inspección técnica. Puedes ponerte en contacto con nosotros para resolver cualquier duda. No obstante, hoy trataremos de aclarar en qué consiste la inspección. Esta información puede ayudarte a la hora de la prueba. Nuestro objetivo es que nunca dejes de funcionar. Esta estrada es la primera parte de la guía, ya que seguiremos más adelante con las fases de la inspección.

Los pulverizadores aerotransportados deben inspeccionarse parte por parte. De esta forma nos aseguraremos de que todo funciona correctamente y el método de aplicación es seguro.

Fugas y goteo

Se pondrá atención tanto en las fugas estáticas como en las dinámicas. Para comprobar si hay fugas estáticas, el pulverizador se debe llegar con agua hasta su capacidad nominal. Se inspecciona de forma visual el pulverizador parado sobre una superficie horizontal nivelada y con la bomba sin funcionar. En el caso de depósitos de gran capacidad, el llenado se puede reducir a la mitad del depósito. Se evaluará como defecto grave la presentación de fugas. Para las fugas dinámicas, se harán dos tipos de ensayos. Uno cuando no esté realizando la pulverización y otro mientras pulveriza. Igualmente, se evalúa como defecto grave la visualización de alguna fuga.

Pulverización y goteo sobre los elementos del pulverizador

No debe pulverizarse líquido directamente sobre el propio pulverizador. Este requisito no se aplica en caso de ser necesaria para el funcionamiento del equipo, por ejemplo, los sensores. El inspector de ITEAF realizará la comprobación de forma visual y también con un ensayo. Se puntuará como fallo grave la existencia de pulverización sobre el propio pulverizador y sobre alguno de los componentes de la aeronave.

Bomba

Las bombas de los aviones son accionadas por un molinete de palas. En los helicópteros se acciona por uno hidráulico o a través de una motobomba de gasolina. Se darán como error grave los siguientes resultados: Las palas no son iguales o presentan roturas o desgaste; si las palas están rígidas, si no tienen el mismo ángulo de calado. También se evaluará negativamente si el dispositivo de control de la orientación no funciona correctamente y si el mecanismo de frenado no funciona o no existe. La capacidad de la bomba debe ajustarse a la necesidad del pulverizador.

Pulsaciones

Según la guía por la que se rige el Ministerio de Agricultura para la inspección de aeronaves de aplicación fitosanitaria, las pulsaciones no deben exceder del 10% de la presión de trabajo. La evaluación será negativa si las oscilaciones de la aguja del manómetro del equipo son evidentes. Y si estas oscilaciones superan el 10 % establecido.

Cámara de aire

Si la aeronave contiene una cámara de aire, su membrana no debe estar dañada y tampoco debe haber líquido. En cuanto la presión del aire, debe ser la recomendada por el fabricante o situarse entre el 30% y el 70% de la presión. Un fallo será el no tener la presión adecuada.

Agitación de la mezcla para pulverización

La agitación hidráulica tiene que ser visible en las siguientes situaciones según indica el manual: cuando se realice la pulverización a la presión máxima de trabajo recomendada por el fabricante y con las boquillas de mayor tamaño instaladas en el pulverizador. La agitación también se tendrá que mantener en el régimen de la bomba recomendado por el fabricante del pulverizador y con el depósito lleno hasta la mitad.

En la próxima entrada seguiremos hablando de la inspección de aeronaves de aplicación fitosanitaria. AIVT ITEAF es tu página de información y tu equipo de inspección de confianza.

Cómo manipular y almacenar productos fitosanitarios

Los productos fitosanitarios son “medios imprescindibles para la producción agrícola” según el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de España. El MAPA defiende el uso de fitosanitarios ya sea por medio de agricultura convencional, integrada o ecológica. Los estragos potenciales de las diferentes clases de plagas pueden determinar la inviabilidad de muchos cultivos. No obstante, está muy regulado el uso de estos productos, y las actividades relacionadas con los plaguicidas también. Por ello, hoy queremos dedicar esta entrada a hablar sobre cómo manipular y almacenar productos fitosanitarios de forma adecuada. Así, trabajaremos sin riesgo para la salud y respetando el medio ambiente. Recordamos que para la manipulación de este tipo de productos se necesita estar en posesión del Carnet de Aplicador de Productos Fitosanitarios. También informamos de la obligación de pasar una inspección cada cierto tiempo de los equipos de aplicación fitosanitaria. Esta inspección es la ITEAF y puedes realizarla con nosotros en AIVT ITEAF.

Para explicar los métodos de manipulación y almacenamientos de los productos fitosanitarios, envases y restos nos basaremos en la normativa. Tomaremos de referencia el Real Decreto 1311/2012, de 14 de septiembre, por el que se establece el marco de actuación para conseguir un uso sostenible de los productos fitosanitarios.

Preparar la mezcla y cargar el depósito

En el artículo 36 del Capítulo IX del decreto anteriormente mencionado se obliga a las siguientes prácticas:

a) No realizar mezcla o dilución previa de los productos fitosanitarios antes de la incorporación al depósito, salvo que la correcta utilización de los mismos lo requiera.

b) La mezcla se realiza con dispositivos incorporadores que permiten hacerlo de forma continua. Si el equipo no tiene estos incorporadores, el producto se debe incorporar una vez se haya llenado el depósito con la mitad del agua que se vaya a utilizar. Luego, llenar al completo.

c) Las operaciones de mezcla y carga se tienen que realizar inmediantamente antes de la aplicación y no dejar el equipo solo o desatendido.

d) La ley obliga a que las operaciones de mezcla y carga se realicen en puntos alejados de las masas de agua superficiales, y en ningún caso a menos de 25 metros de las mismas, o a distancia inferior a 10 metros cuando se utilicen equipos dotados de mezcladores-incorporadores de producto. No se realizarán dichas operaciones en lugares con riesgo de encharcamiento, escorrentía superficial o lixiviación.

e) En cuanto a los envases de los productos fitosanitarios, estos deben estar cerrados, excepto en el momento puntual en el que se esté extrayendo la cantidad a utilizar.

f) Aplicar siempre la cantidad justa para evitar que haya restos sobrantes.  La cantidad de producto fitosanitario y el volumen de agua a utilizar se deberán calcular antes de realizar la mezcla.

Transporte de productos fitosanitarios

Al tratarse de mercancías peligrosas, los productos fitosanitarios tendrán que transportarse de forma que no se puedan producir vertidos. El transporte se debe realizar con medios propios del titular de la explotación, o en su caso, de la persona o empresa que requiera tratamientos con productos fitosanitarios de uso profesional.

Recuerda que los envases se trasportarán cerrados, colocados de forma vertical y con la apertura hacia la parte superior. La carga debe organizarse y sujetarse correctamente en el medio de transporte. Está prohibido utilizar soportes como astillas o partes cortantes que pudieran dañar los envases.

Por último, la ley aclara que “siempre que existan vías alternativas cercanas, se evitará atravesar cauces de agua con el equipo de tratamiento cargado con la mezcla”.

Almacenar productos fitosanitarios

En el artículo 40 del Capítulo IX del  Real Decreto 1311/2012, de 14 de septiembre, aparecen reflejadas las normas para el almacenamiento de los productos fitosanitarios por los usuarios. A continuación le informamos de algunos aspectos a tener en cuenta.

  • Debes guardar los productos fitosanitarios en armarios o cuartos ventilados  y con cerradura. Estos locales deben de cumplir una serie de condiciones. Algunas de ellas son: estar separados por pared de obra de cualquier local habitado, no estar ubicados cerca de pozos; disponer de medios adecuados para recoger derrames accidentales; y  cumplir con los procedimientos de emergencia.
  • Los armarios deben estar en zonas de los locales libres de humedad, y lo más protegido posible de las temperaturas extremas. Así evitaremos que los productos no se peguen a otros objetos que haya en el armario.
  • Para almacenar productos fitosanitarios, estos deben estar colocados de forma vertical, debidamente cerrados y con la etiqueta de información en perfectas condiciones.

Si deseas saber qué hacer ante un caso de intoxicación por productos fitosanitarios puedes hacer click en este enlace sobre primeros auxilios en intoxicaciones con plaguicidas.

Inspección de los equipos de aplicación fitosanitaria

La concienciación sobre un correcto uso de productos fitosanitarios es fundamental. La rígida normativa tiene como objetivo preservar el medio ambiente y no dañar la salud de los trabajadores del Agro. El Ministerio de Agricultura obliga en el Real Decreto 1702/2011, de 18 de noviembre las inspecciones de aplicación de productos fitosanitarios. Es decir,  superar la ITEAF, Inspección Técnicas de Equipos de Aplicación Fitosanitaria. Si estás pensando en adquirir un nuevo equipo o desconoces cuando deben pasar la revisión tus máquinas puedes acudir a AIVT ITEAF. Somos una empresa autorizada que trabaja a nivel nacional. Contamos con unidades móviles y los medios técnicos necesarios para la inspección de cualquier tipo de aplicación fitosanitaria.

Formación para manipular y almacenar productos fitosanitarios

Desde Iteaf promovemos la formación de los profesionales del Agro al igual que aconsejamos siempre tener todos los certificados en regla. Hacemos hincapié en todo lo relacionado al mundo fitosanitario. Su peligrosidad nos tiene que mantener siempre activos. Recordamos que puedes conseguir el Carnet de Aplicador de Productos Fitosanitarios en Iberf Agroformación. Te formarán en un curso  homologado y semipresencial. Hay que renovar el carnet cada diez años. Las normativas suelen cambiar constantemente y estar al día es una “obligación” para el buen profesional de la Agricultura.

Equipos para la aplicación de productos fitosanitarios

Aplicación de productos fitosanitarios drone
Para que el campo de cultivo presente buenos resultados es imprescindible cuidar y mantener limpia la tierra de todo tipo de plagas y malas hierbas. La aplicación de productos fitosanitarios con el fin de una mejor productividad es cada vez más común, aunque también existe una mayor regulación. Su efectividad contrarresta con las consecuencias negativas que puede producir una inadecuada manipulación del plaguicida. Si ya trabajas con equipos para aplicar productos fitosanitarios o estás pensando en innovar respecto a este campo, esta entrada puede ser útil para ti.

Creemos necesario informar y formar a los profesionales del Agro sobre qué tipo de equipos fitosanitarios son los más eficaces y respetuosos con el Medio Ambiente. También hablaremos de la formación que se necesita para manipular este tipo de productos y cuándo se deben presentar los equipos a la ITEAF.

Equipos de aplicación de productos fitosanitarios.

Existen distintos tipos de equipos para aplicar productos fitosanitarios, al igual que también hay varias formas de aplicación: gaseosa, sólida y líquida. La más común es la líquida ya que permite una aplicación más homogénea y no haya tanta deriva. Se hará uso de los productos según las dosis autorizadas por la normativa. Guiándonos por el Manual de Inspección en uso destacamos los siguientes equipos:

Tipos de equipos más comunes:

  1. Pulverizador hidráulico. Se trata de un equipo de aplicación fitosanitaria que trabaja con productos líquidos. Se pulverización se produce por la presión hidráulica ejercida por una bomba. Así, el líquido de impulsa hasta una o varias boquillas que expulsan en producto en finas gotas.
  2. Pulverizador hidroneumático. Las gotas se expulsan al exterior mediante corriente de aire.
  3. Pulverizador centrífugo. La formación de las gotas se obtiene mediante un objeto que rota. Este hace fuerza centrífuga y provoca la pulverización del líquido.
  4. Estos equipos están diseñados para trabajar con productos fitosanitarios en estado sólido. Se crea una nube de polvo y con la ayuda de un flujo de aire se proyecta en el cultivo.
  5. Equipo de aplicación en instalaciones permanentes. Están diseñados expresamente para aplicar productos dentro de invernaderos o locales cerrados.
  6. Equipos de aplicación para tratamientos aéreos. Estos equipos están experimentando un auge de demanda. Se trata de equipos diseñados para estar instalados en aeronaves como avionetas e incluso De hecho, el uso de drones en la Agricultura cada vez es más común. Se utiliza tanto para la Teledetección, es decir, recabar información real de los cultivos como para la aplicación de plaguicidas.

Recordamos que los equipos para aplicar productos fitosanitarios están obligados a pasar una revisión cada cierto tiempo. Se trata de la ITEAF. La Inspección Técnica de Equipos de Aplicación Fitosanitaria. El objetivo es examinar el estado del equipo para la prevención de incidencias. El uso de productos fitosanitarios está muy regulado debido a su peligrosidad.

En AIVT puedes consultar cualquier duda que tengas o solicitar cita para tu inspección. Te recomendamos la siguiente información de Iberf sobre cuándo pasar la ITEAF. En AIVT estamos comprometidos con la información y la formación del sector del Agro.

 Aplicación fitosanitaria mediante un dron

Las ventajas son múltiples. Un RPA (Aeronave Pilotada por Control Remoto) es sinónimo de eficacia, seguridad y productividad. La tarea de aplicar productos fitosanitarios a los cultivos se vuelve fácil con este tipo de equipo. Localiza las zonas de fertilidad más débil, inspecciona el estado de las plantas y puede realizar estudios de la tierra. Como decíamos antes, es muy importante aplicar el producto fitosanitario de forma homogénea y con la teledetección es posible. Si a esto le sumamos el poder aplicar mediante un dron el plaguicida, la tarea fitosanitaria se vuelve aún más fructífera. El drone permite aplicar el caldo por todas las zonas, incluso las de difícil acceso. Además realiza esta operación a baja altura por lo que la deriva es mínima y la cantidad de agua que se necesita también es menor. Es muy importante hacer hincapié en la seguridad que aporta en el trabajador el uso de drones. De esta forma el contacto con los productos nocivos para la salud no es tan directo. También se protege el medioambiente pues no se derrocha plaguicida dañando otras zonas.

¿Cómo incluir un dron en tu cultivo?

Para hacer uso de un dron con fines profesionales o comerciales se requieren una serie de certificados exigidos por AESA. AESA es la Agencia Estatal de Seguridad Aérea. Si tu objetivo es aplicar productos fitosanitarios con drones necesitas estar en posesión de:

Puedes formarte en Iberf Agroformación. Disponen de los cursos por separados o unidos en un PACK.

Inspección de los equipos para aplicar productos fitosanitarios

Recordamos que a partir del 1 de junio se aplicará las normas del nuevo Manual de inspección de equipos de aplicación de fitosanitarios en uso. La principal novedad es el cambio que se produce en el método de evaluación. Se calificará hasta finales de mayo así: sin defecto, defecto leve y defecto grave. A partir de junio solo habrá dos resultados posibles: sin defecto o con defecto. Esto se traduce en una normativa más exigente. Por ello recomendamos leer esta entrada sobre cómo preparar tu equipo fitosanitario ante la ITEAF.